Consejos para congelar los alimentos

Te recomiendo leer: Alimentación en fiesta 

El mejor aliado en la conservación de alimentos, es el refrigerador

Muchas personas creen que los alimentos no se pueden conservar por mucho tiempo, pero lo cierto es que podemos mantenerlos frescos sin dañar su calidad por algunos días, incluso meses. Para lograrlo, es imprescindible saber cómo congelar los alimentos porque no todos tienen las mismas propiedades ni reaccionan al frío de igual manera. José Troya, chef corporativo de Nestlé nos da algunos truquitos para conservar por más tiempo nuestras comidas.

Enfría la comida antes, para que no pierda sus propiedades, empácala en pequeñas raciones. No es recomendable congelar platos que contengan ingredientes como mayonesa, bechamel, salsa rosa, salsa holandesa u otras salsas emulsionadas o que lleven en su receta Crema, harina o almidón, ya que con la congelación se cortan.

 

¡Cuida tu comida!

¡Cuida tu comida!

Frutas.- Si queremos congelar frutas éstas se deben limpiar bien y secar cuidadosamente antes de la congelación. Entre las frutas que toleran bien la congelación están las fresas, el plátano, la sandía, el melón, las frambuesas y las cerezas. Es importante saber que, al descongelarlas, los cambios en la textura, color y sabor varía, por lo que la fruta congelada debe utilizarse exclusivamente para preparar zumos, batidos, sorbetes, helados o postres que impliquen una técnica culinaria.

Verduras.- La mayoría de las verduras se pueden congelar, pero no se aconseja congelar aquellas que se vayan a usar para comer en crudo, como el tomate, el pepino, las lechugas, los pimientos, ya que la congelación modifica su textura, olor y sabor. Para utilizarlas no es necesario descongelarlas, basta con ponerlas directamente en agua hirviendo para realizar la cocción.

Pastas y Arroz.- Si no se tiene otra opción, se pueden congelar. Antes, se les puede poner un poco de aceite, con lo que se mejorarán sus características después de la descongelación.

Carnes y derivados.- En general, son productos que aguantan bien la congelación y pueden congelarse tanto cocinados como crudos. Si se congelan en crudo, se recomienda no lavarlas antes de la congelación para no disminuir su calidad.

Las carnes de res, cerdo, cordero y aves deben congelarse bien limpias, sin nervios, tendones, pellejos o grasa. De esta forma, la carne de res y de aves podrá conservarse congelada hasta 10 o 12 meses, mientras que la carne de cerdo y cordero se conservará adecuadamente entre 6 y 8 meses. Si se congelan con grasa, el tiempo que pueden permanecer congeladas disminuye, dado que la grasa tiende a enranciarse a medida que pasa el tiempo.

Los pescados y mariscos, son más delicados, por lo que se recomienda sólo congelar productos frescos. Se aconseja congelarlos una vez cocinados y si el pescado viene sin vísceras, no es necesario lavarlo antes de su congelación.

Pan.- Se puede cortar en rebanadas y congelarse. Para conservarlo mejor deberá guardarse dentro de una bolsa para congelar alimentos y para descongelarlo se puede tostar directamente o bien dejarlo a temperatura ambiente.

Huevos.- No se pueden congelar enteros y crudos. Lo ideal es hacerlo batidos o bien separando las yemas de las claras.

¡Aprende donde debes congelar tu Yogurt!

¡Aprende donde debes congelar tu Yogurt!

Cuidados del refrigerador
El mejor aliado en la conservación de alimentos, es el refrigerador, ya que el frío que genera mantiene fresca la comida, retrasa la aparición de los nocivos y no modifica las características nutricionales de los alimentos.

Asegúrate de que la puerta del refrigerador esté siempre bien cerrada, ya que únicamente así es posible mantener la temperatura ideal al interior del aparato. Cuando abras las puertas procura que sea sólo en caso necesario, y ciérralas lo antes posible.

Limpia este electrodoméstico con regularidad, con detergente ligero o bicarbonato y un paño húmedo. Para que el congelador no acumule malos olores, puedes asearlo con una solución de agua caliente con un poco de vinagre.

La organización de los alimentos en el refrigerador también es importante:
El sitio más frío es el estante que se encuentra justo debajo del congelador, donde la temperatura es, aproximadamente, de 2ºC. Ahí deben situarse alimentos más susceptibles a la acción de bacterias, como carne y pescado frescos.

Coloca en los estantes de en medio (entre 4 y 8°C) embutidos, derivados de la leche (yogurt, crema), huevos, pasteles, alimentos preparados y todo producto que especifique en su etiqueta “consérvese en refrigeración una vez abierto”.

Los cajones inferiores, con temperaturas de 10°C o un poco mayores, están diseñados para frutas y verduras, ya que podrían estropearse con temperaturas más bajas.

Los compartimentos de la puerta son los menos fríos (hasta 15ºC) y están destinados a almacenar productos que requieren refrigeración ligera, como refrescos, salsas, mostaza, mayonesa, salsa de tomate, mermeladas, café de grano, leche y mantequilla o margarina para untar.

No introduzcas objetos calientes, pues alteran la temperatura.

Post Escrito por: José Troya, Chef Corporativo de Nestlé

Fuentes: Miarevista.ec

Lamenorquina.com 

 

Autor invitado

Autor invitado

Autor invitado por sus conocimientos especializados en el tema expuesto.
Autor invitado

Latest posts by Autor invitado (see all)

Author: Autor invitado

Autor invitado por sus conocimientos especializados en el tema expuesto.

Share This Post On
compartidos